Encuentro con editoriales: Zenda-Edhasa

A principios de este año se dio a conocer un nuevo proyecto editorial, la fusión de Zenda, el portal de libros y lectores impulsado por Arturo Pérez-Reverte y Edhasa, la editorial de larga trayectoria y de colecciones ya míticas como Narrativas Históricas. Conversamos con Penélope Acero (Editora de Edhasa) y María José Solano (Co-fundadora de Zenda), quienes dirigen esta gran aventura.

¿Cómo surge la idea de unir Zenda y Edhasa en un sello editorial?

María José: Se dio de manera muy natural y espontánea, pensamos que con la evolución que ha tenido Zenda en sus seis años de vida y con la tradición de referencia que es Edhasa tenía mucho sentido y sería muy bonito cruzar caminos, con el fondo y la tradición de clásicos y aventuras de Edhasa y nuestra pasión por recuperar clásicos, seguro nos podíamos encontrar y es así como nace Zenda-Edhasa, de alguna manera estábamos destinados a colaborar porque tenemos un espíritu muy similar.

¿Cómo definen la línea editorial?, ¿qué pueden esperar los lectores de esta unión?

Penélope: Los lectores pueden esperar de todo, nuestra idea es sorprender. En Edhasa teníamos publicados títulos que se consideran clásicos de aventura y, por su parte, Zenda había comenzado una colección con estas características. Ambas nos hemos caracterizado en nuestros años de vida por amar la historia, las aventuras y la literatura y si juntas estos tres paradigmas encuentras una serie de obras que se han convertido en clásicas del género pero también muchas otras olvidadas, nuestra intención es recuperarlas, ponerlas al alcance de los lectores que gustan de estos libros, sabemos que son muchos, para que las tengan disponibles en la librería, en Internet, donde ellos quieran, nos interesa dar a los lectores lo que buscan que a la final es pasárselo bien,  aprender y disfrutar de la historia, de las aventuras y de la literatura.

¿Hablamos entonces de recuperar obras descatalogadas?

María José: Sí, la idea es poder reservar un espacio en mesas de novedades para los clásicos olvidados, poco editados o que salieron en su momento y tuvieron éxito pero que por razones del azar editorial no han tenido una segunda vida, queremos dar nuevas oportunidades a esos libros. De alguna manera nos sentimos en deuda como lectores con aquellas historias que nos han hecho amar la literatura, que nos han hecho felices y nos han abierto la puerta a los libros, a las bibliotecas, a la aventura, a la vida. Son libros clásicos, pocos leídos, no reeditados que creemos que merecen un lugar destacado.

Penélope: Es cierto que puede haber alguna obra que esté editada pero el corazón de este proyecto está en las lecturas que nos hicieron felices a nosotros y que sabemos que son lecturas que hacen felices a mucha gente. Nos mueve la ilusión de dar esa biblioteca que todo el mundo puede tener en casa y que todo el mundo es capaz de leer, somos conscientes de que hay alta literatura que por muy maravillosa que sea no está al alcance de todo el mundo, no en términos econónimos, si no que no la disfrutas porque no te llega al alma; pero estas obras sí, son libros puede leer el padre y que le va a recomendar al hijo y también al amigo y al cuñado, que todos pueden disfrutar.

¿Podrían adelantar algún título o autor de los que publicarán?

María José: La idea es que cada título sea una sorpresa, que sea el anhelo potenciado. Más que desvelar el catálogo lo que queremos es esa fiesta de ir a comprar un libro, de esperar con ansia lo que saldrá el mes siguiente, no queremos quitarle esas sustancia de la emoción casi infantil de esperar un regalo, por eso mantenemos el silencio de los nuevos títulos pero sí podemos decir que habrá espadachines, piratas, aventuras en ciudades misteriosas, villanos y héroes. No habrá que esperar mucho ya que el próximo libro saldrá en primavera.

 ¿Cómo convertir en novedad un clásico?

María José: Nos va muy bien esta pregunta porque se relaciona con una de las frases que es el espíritu de Zenda y creo que también ahora de Zenda-Edhasa: «Lo moderno es lo olvidado». Nuestra modernidad es rescatar aquello que se ha quedado sin segunda vida.

Penélope: Esa modernidad se puede ver en todo el conjunto, son novelas que no han pasado de moda, porque hay obras que pueden ser estupendas y haber despuntado en algún momento de la historia de la literatura pero que ahora para el lector son rudas o no se comprenden si no eres buen conocedor del contexto histórico, nuestras novelas no van por ahí. Además hemos hecho una edición muy moderna en un tamaño que no es ni el habitual de bolsillo ni el estándar, con un papel especial satinado, con una faja que puedes usar como quieras, con prólogos especiales y desde la perspectiva de un lector actual, en los dos primeros libros vienen de la mano de Arturo Pérez-Reverte, y con ilustraciones de cubiertas hecha ex profeso para estos libros por Augusto Ferrer-Dalmau.

¿Pueden contarnos un poco más acerca de la relación que tanto Zenda como Edhasa mantiene con los lectores través de las redes sociales?

María José: Cómo sabéis, Zenda Libros nació como un medio digital de libros y lectores, para nuestra sorpresa venimos a llenar un espacio y nos convertimos en una referencia. Nosotros lo que queríamos era un grupo de amigos, un lugar, un territorio, una especie de «legión extranjera», como suele decir Pérez-Reverte, de lectores y amigos a quienes les interesa la literatura. Nos convertimos en una comunidad inmensa que ocupa España, gran parte de América Latina y también parte de Norteamérica,  precisamente fueron esos lectores fieles y su presencia en redes, su apoyo, su intercambio de ideas y de gustos lo que nos impulsó a acercarnos a ellos en forma de libro y la respuesta ha sido muy emocionante.

Penélope: Han sido impresionantes los comentarios de los lectores amigos, porque se convierten en eso, en compañeros. Es un no parar de gente que sugiere títulos, da ideas, agradece tu trabajo y no puedes nada menos que estar agradecido e intentar responder a todo el mundo con la mayor educación y cariño posible.

María José Solano (Zenda) y Penélope Acero (Edhasa)

¿Cuál fue el libro con el que descubrieron su pasión por la literatura?

Penélope: Desde los cinco años devoro las páginas que me ponen por delante, así que me cuesta decidir pero sí creo que puedo decir, ya siendo un poco más consciente de lo que lees, de muy pequeña me encantaban unas aventuras juveniles francesas de una chica que se ponía una máscara y ayudaba a atrapar a los malos, una especie de Robin Hood pero en los años ochenta. Posteriormente diría Los tres mosqueteros, a día de hoy cuando la releo sigo llorando.

María José: En mi caso tuve la suerte de tener hermanos mayores todos universitarios y cada uno tenía su propia biblioteca, cada una distinta, caí en una casa con muchos libros, quizá mi referencia lo que construyó ese armazón de lectora fue la Odisea, yo no leí la versión de Homero al principio, evidentemente, si no que tuve un álbum que venía en el Cola Cao, contaba como un cómic, con imágenes reales de las islas, ese fue el primer contacto con algo que ha sido definitivo en mi vida: el conocimiento del héroe clásico, posteriormente fui leyendo libros similares, comprendiendo que la literatura no es más que la reescritura de esa aventura y de ese héroe.

¿Cuál ha sido su gran descubrimiento literario?

Penélope: Penélope Fitzgerald, me gusta mucho tener libros sobre libros y un día paseando por la librería encontré un libro cuyo título era La librería, lo compré, es una autora maravillosa, llevo leídos tres o cuatro libros suyos y ninguno desmerece.  

María José: Karina Sainz Borgo me parece una de las escritoras más ambiciosas y más complejas del panorama actual en lengua española. Otro descubrimiento reciente ha sido Dorothy Johnson, una autora ya fallecida, norteamericana, Valdemar la ha publicado dentro de esa colección espléndida que todo lector debería tener que es la colección Frontera, de westerns, es la mano que hay detrás de obras famosísimas que se consolidaron en el cine, como Un hombre llamado caballo, El árbol del ahorcado, etc.

¿Por qué creer en la edición? ¿Por qué hacer libros?

Penélope: Por amor, ser editor tiene una parte que va más allá de lo laboral, es porque te apasiona la lectura, porque con los libros puedes viajar a diferentes lugares y épocas, la frase de «leer es vivir muchas vidas» es real. Saber que tu trabajo puedes compartir esa pasión y hacer feliz a otra gente, te reconforta, esas miles de horas –porque el trabajo de editor no acaba en la jornada laboral– valen la pena. También se hacen libros por convicción, porque el mundo que conocemos a cambiado muchísimo en los últimos veinte años, hay cosas que mueren, pero el libro está ahí, es el primer gran invento de la humanidad después del fuego y la rueda.

¡Gracias Penélope y María José por sus respuestas!

Descubre todas las novedades editoriales en www.babelio.es

A %d blogueros les gusta esto: