Encuentro con editoriales: Paidós

A propósito de su 75 aniversario, conversamos con Elisabet Navarro, editora ejecutiva de Paidós, una editorial que siempre ha estado a la vanguardia del pensamiento, a través de 3 líneas fundamentales: humanismo, pensamiento crítico y curiosidad.

¿Nos podrías contar un poco sobre el origen de la editorial?

Paidós nació en 1945, en Argentina, cuando dos jóvenes profesores universitarios, Jaime Bernstein y Enrique Butterman decidieron traducir al español una obra de Carl Jung titulada Conflictos del alma infantil, esta obra no se había traducido hasta el momento y fue el inicio no de una primera etapa en Argentina de la editorial, en la cual se le dio más relevancia a contenidos vinculados al psicoanálisis y a la pedagogía. Paidós ha ido ampliando a lo largo de estos 75 años, sus publicaciones a otros temas que ahora son emblemáticos del sello, como la filosofía, el pensamiento político, la sociología, la comunicación, la ciencia, la antropología, y más recientemente a otros como arte, salud, nutrición y textos de psicología más divulgativa. En los años ochenta se fundó Paidós Ibérica en Barcelona y se produjo un crecimiento importante en colecciones más relacionadas el pensamiento político, como Contextos por ejemplo. En el año 2003, fue adquirido por el grupo Planeta y  a partir de ahí, ha desarrollado su labor, vinculada al mecanismo nodal del grupo editorial.

El nombre de la editorial es tomado del griego paido que significa niño ¿cómo se relaciona este con la labor editorial y su catálogo?

Paidós significa del niño. En este sentido la editorial, a los largo de estos 75 años de vida, ha ido, como un niño, desarrollando su curiosidad y si bien se dedicaba más exclusivamente a la pedagogía en sus inicios, esa curiosidad le ha permitido ampliarse y contar con más de 2000 títulos en su catálogo, de distintos temas y áreas del conocimiento.  

¿Nos puedes contar un poco cómo se han ido creando las colecciones y bibliotecas de autor que presenta la editorial?

Además de las colecciones que ya he mencionado, las bibliotecas más destacadas son aquellas que agrupan grandes títulos de grandes autores, de los cuales tenemos la gran la mayor parte de la obra. Una de las más conocidas es la Biblioteca Erich Fromm, que recoge desde el primer título que es El arte de amar, publicado en los cuarenta y a mediados de los cincuenta en Paidós, más adelante saldrían otros títulos como El miedo a la libertad, o De tener al ser. También está la Biblioteca Covey, del autor de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, dentro del business y el managment; y más vinculado al arte y a la crítica literaria, una de las grandes colecciones que ahora vamos a relanzar es La Bibioteca Roland Barthes, con nuevas ediciones y portadas, el primer número de esta nueva colección es La cámara lúcida, uno de los grandes títulos del autor, un libro precioso que habla sobre la fotografía.

¿Dentro del sector editorial hispanohablante cómo se posiciona el ensayo y la publicación de libros de no ficción?

Yo creo cada vez más en la no ficción, es un género que está teniendo mucha relevancia a nivel mundial, estamos en un momento en el que es muy importante y necesario reflexionar sobre todos los temas que nos preocupan, en relación a lo que sea: cuestiones políticas, económicas, de pensamiento en general. En cuanto a Paidós, creo que se ha posicionado como un sello de relevancia en textos de no ficción vinculados al pensamiento, siempre intentando aportar ideas nuevas que se otean en el horizonte, con una voluntad vanguardista de intentar trabajar sobre aquellos conceptos no que se están proyectando, o de cara a explicar la realidad y adentrarnos en las grandes preguntas.

Las preguntas siguen es el lema con el que la editorial ha decidido celebrar sus 75 años de trayectoria…

Las preguntas siguen porque de alguna manera la idea es intentar preguntarse sobre qué está sucediendo ahora mismo en el mundo y cómo podemos aportar nosotros con libros que puedan dar esas claves para comprender e intentar hacerse una idea de la complejidad que ahora mismo afecta a todos los ámbitos, al pensamiento político, a lo económico, a lo cultural, etcétera. En ese aspecto, uno de los grandes libros que hemos publicado es La era del capitalismo de la vigilancia de Shoshana Zuboff, un libro de 900 páginas de una catedrática emérita de la Facultad de Derecho en Harvard, que intenta explicar cómo las grandes empresas que se han posicionado en el ámbito digital (Amazon, Google y Facebook) recopilan nuestros datos para obtener grandes beneficios económicos y cómo este excedente de información se está utilizando para mover una nueva industria, la de la vigilancia, en la que se sustenta el actual capitalismo. Es uno de esos libros que marcan época y que Paidós publica con la voluntad de dar una herramienta de análisis del mundo actual.

Paidós es una editorial de larga trayectoria ¿cómo se ha tenido que adaptar a los cambios tecnológicos y también de consumo de los lectores?

Precisamente con la irrupción del mundo digital en el que las formas de comunicarse son distintas, uno de los grandes retos que está abordando Paidós es llegar a ese público más joven presente en Internet, con contenidos y con fórmulas que les interesen. Por ejemplo, hemos lanzado la colección 75 Aniversario, en la que reunimos títulos de relevancia para el catálogo, son grandes best sellers, que a lo mejor el público joven justamente no conoce y para eso, lo que hemos hecho es darles un formato y una imagen mucho más llamativas, un precio más asequible a este público y los hemos puesto en Instagram que inauguramos a propósito del aniversario, ya que es una de las grandes plataformas en las que se comunica el público más joven.

También hemos puesto en marcha una colección nueva, dirigida a un público más joven Paidós Contemporánea, que busca abordar todos los ámbitos del pensamiento actual vinculado a los estudios de género, política y pensamiento filosófico, cambio climático, a las crisis más recientes, con una estética mucho más moderna, a través de autores jóvenes que nos parecen muy relevantes para denunciar y reflexionar sobre el mundo actual y que por su tipo de enfoque, van dirigidos a un público más joven. El primer autor de esta colección es el filósofo, de origen croata, Srecko Horvat, autor de Poesía del futuro, o Humanidad, libro de la activista chino, Ai Weiwei.

En relación, justamente, a la colección conmemorativa ¿Qué características tienen en común estos 6 títulos?

La voluntad justamente era que fuesen considerados de gran relevancia en el catálogo y que por su importancia pudieran considerarse clásicos. Por otra parte, Paidós tiene unas áreas de trabajo muy específicas que hemos agrupado en seis: arte, psicología y psicoanálisis, comunicación, filosofía, religión y educación. Entonces, los títulos responden a cada una de estas áreas. En el ámbito de arte, decidimos relanzar De lo espiritual en el arte de Vasili Kandinsky, una de las obras más emblemáticas sobre arte y teoría del arte del siglo XX; dentro de la psicología, hemos recuperado El arte de amar de Erich Fromm; en comunicación, El medio es el masaje de Marshall McLuhan y Quentin Fiore; en el ámbito de la filosofía, Invitación a la filosofía de André Comte-Sponville, otro de los grandes autores clásicos de Paidós; en relación a la religión, un libro de Karen Amstrong, quizás menos conocido, pero sin embargo mucho más accesible al público, porque habla sobre la compasión, sobre la meditación y sobre los elementos comunes de las religiones, titulado Doce pasos hacia una vida compasiva; y por último, un libro de Bauman, que es el gran sociólogo y otro de los grandes nombres relevantes de nuestro catálogo, Sobre la educación en un mundo líquido. Estos seis títulos responden a la voluntad de hacer llegar Paidós a un público más joven hacerles partícipes de que existen libros clásicos que han sido publicados desde principios del siglo XX y que tienen absoluta vigencia en la actualidad.

¿Qué novedades podrá esperar el público lector en los meses que vienen?, ¿alguna sorpresa?

Justo dentro de esta colección Paidós Contemporánea y de cara al próximo año, estamos trabajando con grandes autores, que serán sorpresa. Por otro lado, esperamos una posible obra del psicólogo experimental, Steven Pinker, quien no tenía planeado publicar pero por el confinamiento parece que ha podido dedicarle más tiempo a la escritura. No te puedo decir el título ni de qué vea pero te dejo, de todas maneras, una pequeña primicia.

Elisabet Navarro, Editora ejecutiva de Paidós

El editor es un gran lector

¿Cuál es tu relación personal con la lectura?

Leo desde que soy muy joven, creo que los grandes lectores se forman en la infancia, pero cuando realmente yo me vi capturada y empecé a construir mi mundo y mi identidad a través de los libros fue en la adolescencia. La relación que yo tengo con los libros es la entrada al mundo, a través de grandes lecturas y no tan grandes, porque a veces cuando uno se descubre adicto a los libros, lo que hace es leer todo lo que le llega a tus manos y luego es más tarde, con el tiempo, acabas haciéndote un criterio. Eso es lo que a mí me sucedió, pues leía desde fotonovela hasta libros de grandes autores, sin tener muy claro qué es lo que era alta literatura o literatura más popular, y sin embargo, con el tiempo uno se va haciendo un gusto y decidiendo qué es lo que más le encaja. Pero la relación es obviamente una relación de adicción.

¿Cuál ha sido tu mayor descubrimiento literario como lectora?

Siempre es difícil mencionar solo uno, yo para eso soy muy ecléctica y muy promiscua. Tal vez Cien años de soledad fue la gran novela de mi juventud. Recuerdo también El cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell, que en su momento también me impactó muchísimo. Y también El arte de amar, cuando lo leí tenía 15 años y fíjate cómo ha acabado la cosa, al final he terminado trabajando en la editorial que publicó un libro que en mi época de fue muy revelador.

¿Qué te proporciona en concreto la lectura?

Una de las cosas que da sentido a mi vida es saber. Entonces, la lectura, ante todo me proporciona conocimiento. El mundo de las ideas, del arte, es lo que nos hace especiales como seres humanos, que nos permite desarrollarnos en nuestra máxima complejidad y plenitud. Es ahí donde yo realmente creo que me siento más feliz. Y es eso lo que me proporciona la lectura. También creo que las grandes novelas te hacen comprender la condición humana a un nivel de profundidad y de sutileza que muchas veces los grandes tratados filosóficos no son capaces.

¿Qué libros o autores ya publicados te hubiese gustado editar?

Muchísmos lilbros. Pero por decir uno más reciente, me hubiera gustado publicar Todos deberíamos ser feministas de Chimamanda Ngozi Adichie. Me considero feminista y creo que este es uno de los libros de gran, gran, gran alcance popular. Me hubiera gustado publicarlo porque es justo la conexión entre un tema importante a nivel sociopolítico, vinculado ahora mismo a la eclosión y al desarrollo del feminismo, con la divulgación y la distribución a una gran cantidad de gente, y eso es lo ideal. Es decir, que algo que es real, importante y relevante llegue a mucho público y ese libro lo ha conseguido.  

¿Un libro que relees con frecuencia?

Ahora, en estos momentos tan duros y complicados, uno de los libros que tengo en mi mesilla es Las meditaciones de Marco Aurelio. En los momentos que estamos, en los cuales parece que tenemos que encontrar fórmulas para intentar controlar la situación sin perder la serenidad, regreso con cierta frecuencia sus meditaciones.

¿Por qué creer en los libros y en la edición hoy en día?

Pues porque justamente en estos momentos en los que hay tanta información, información no fiable o no de calidad, también desinformación. Cuando realmente lo que tenemos es un mundo en el cual las fake news están gobernando todo y la veracidad y la fiabilidad están perdiendo cada vez más espacio, la labor del editor adquiere muchísima más relevancia.

Conoce más sobre Paidós, en su página de editorial en Babelio.

Entra a www.babelio.es