Encuentro con editoriales: Páginas de espuma

Conversamos con Juan Casamayor, uno de los fundadores del sello independiente que se ha convertido en referencia para el género del cuento en castellano: Páginas de espuma.

Juan-Casamayor
Juan Casamayor. Foto de Lisbeth Salas.

¿Cómo se creó Páginas de espuma?

El origen se remonta a casi 20 años, pues la editorial se fundó en 1999 y surgió por una situación externa a nosotros y por otro lado, interna. La externa es que cada vez en España hay una mayor concentración de los grandes grupos, los grandes cada vez son más monopolio y, por otro lado, a finales de los noventa empiezan a surgir sellos independientes con ciertas propuestas que hacen las cosas de una forma distinta como Minúscula, una ya casi desaparecida Lengua de trapo, Acantilado (aunque esta última traía el pasado de su editor detrás). Que algo se estaba cocinando en torno a la bibliodiversidad de ciertas editoriales y viendo nosotros ese espacio, Encarnación Molina, la editoria de Páginas de espuma y yo, encontramos una opción frente a esta concentración de crear un proyecto independiente que además cuide algo que no estaba hecho y que parecía una absoluta locura: una editorial en ficción completamente dedicada al cuento. Y esto tiene que ver con el factor interno, nosotros venimos profesionalmente del mundo del libro y conocíamos ya, más o menos, el ecosistema que nos íbamos a encontrar y por otro lado lo que más nos gustaba leer era cuentos y un editor es, sobre todo, un lector.

pde01

 

¿A qué responde el título de la editorial?

No es fácil encontrar el nombre para una editorial. Nos costó al menos dos o tres meses. No queríamos que tuviera nuestros apellidos. Queríamos un sintagma evocador que nos resultara cercano y entrañable y fuimos a buscarlo en la poesía. Hay un poeta español que se llama Luis García Montero, fue profesor de Encarnación en la Universidad, empezamos a leer sus poemas y en uno de ellos encontramos «páginas de espuma» que parece casi más el nombre de una editorial de poesía. Ahora no podríamos entender la editorial sin ese nombre.

En la presentación que hacen, en su página, de la editorial mencionan su «militancia y especialidad en torno al cuento» ¿podrías hablarnos un poco de ello?

Cuando nosotros empezamos parecía que desde el mundo del libro, desde una editorial había que reivindicar y levantar la voz para decir «yo voy a editar cuento», pese a que las voces nos decían «si el cuento no vende, vaya locura». La tradición del cuento en España a lo largo del siglo XX es fértil, es rica y maravillosa, pero es verdad que desde los años ochenta posiblemente hay cierta desconexión entre el cuento como género y las editoriales ¿por qué no vende el cuento?, ¿no vende de por sí o porque las editoriales no apoyan al cuento? es un círculo muy vicioso. Es verdad, también, que la novela, a día de hoy, es el género predilecto, pero también ha sido un gusto creado por la industria editorial. Lo que Páginas de espuma y otros proyectos demuestran es que el cuento claro que puede vender, si no que se lo pregunten a Alfaguara, a Lumen, a Anagrama…Y sí, después de casi 20 año seguimos siendo igual de militantes.

¿Y el microrrelato? 

Como editor me preguntan si ha habido un boom del cuento, yo siempre digo que no, que lo que pasa es que vamos sumando lectores y va creciendo todo poco a poco. En cambio, sí podría decir que ha habido una explosión del microrrelato que ha recibido una atención ajena a lo literario, concursos, marcas de telefonía y demás que han usado el microcuento para ganar más presencia, para las nuevas tecnologías y las redes es un género perfecto. Nosotros empezamos a publicar pronto, un libro de Ana María Shua, cuando la editorial tenía apenas dos años y a continuación publicamos Ajuar funerario del peruano Fernando Iwasaki. La experiencia ha sido buenísima, se vende muy bien, tiene muchos lectores y creo que hemos ayudado a que se cree un corpus bibliográfico importante en torno al microrrelato. Gran culpa de esto lo tiene la escritora argentina Clara Obligado, quien hizo dos antologías llamadas Por favor sea breve que son vitales y muy iluminadoras de lo que es el género (si se lo puede llamar así) y de lo que es la editorial por la variedad en cuanto a trayectoria, procedencia y conocimiento de los autores ahí publicados.

En su catálogo encontramos una mezcla de escritores clásicos y contemporáneos ¿cómo escogen a los autores?, ¿qué clásicos re-editan?, ¿qué escritores actuales forman parte de la editorial?

Eso es precisamente lo que define a la editorial, un híbrido que tiene siempre dos lados que se unen y se difuminan. Por un lado están los clásicos y por otro, los contemporáneos. Incluso dentro de los contemporáneos hay autores con una trayectoria muy sólida y nos encanta publicar a gente que es poco conocida también.

En cuánto a los clásicos nos fijamos que tengan una obra de narrativa breve, sólida e importante y sobre todo un criterio que nos ha importado mucho es que ha habido cierto grado de descuido o abandono de algunas obras, o bien porque no estaban completas, hemos publicado los Cuentos Completos de Chéjov por ejemplo, ya que descubrimos que en español no se podía encontrar toda su obra; o bien porque los textos no han sido bien editados como ha pasado con la obra de Maupassant, o los cuentos de Henry James y  los también completos, relatos de Edith Wharton, autores con quienes estamos embarcados ahora, no estaban disponibles para el público.

En relación a los autores nuevos que publicamos es más difícil pues no hay un criterio objetivo, ante todo somos lectores y que nosotros nos encaprichemos con un texto no responde a razones lógicas o de números, tiene que ver más con la tripa y con el corazón. Cuando realmente te conmueve una lectura y crees que vas a poder compartir esa lectura con otros, sin duda, estamos ante un manuscrito que queremos editar.

Una vez al año publican el primer libro de un autor ¿cómo llegan a esos primeros títulos?, ¿es un acto de responsabilidad con la literatura?

Sí, se trata de un acto de responsabilidad tal y como yo entiendo la labor de edición.  Tener la capacidad de ilusión por publicar a alguien por primera vez es maravilloso. Hay autores que hemos publicado por primera vez que nos han enviado su manuscrito, lo hemos leído y nos ha gustado. A veces nos llegan los libros a través de agentes literarios o un escritor que hemos editado y es parte de nuestra familia, nos ha podido decir «oye esta persona tiene un manuscrito maravilloso que debéis leer». También hay un buen espacio de creación que son los talleres de escritura en los que encontramos un buen trabajo hecho.

Páginas de espuma no solamente pone la mirada en escritores latinoamericanos, si no que tiene una importante presencia en este continente ¿Cómo lo llevan?

Nosotros cuando empezamos a publicar, lo hicimos también con autores latinoamericanos como Eduardo Berti o Ana María Shua de Argentina, a Guillermo Samperio de México. Publicamos una antología de cuentos de José Balza, escritor venezolano y poco a poco nos dimos cuenta que detrás de esos escritores, había lectores. A partir del año 2002, viajamos a Latinoamérica, entendiendo además no una división entre España y otros países, es absurdo eso, aunque nos pasa mucho a los españoles. En cada país se celebran ferias y eso está muy bien,  pero hay algo más importante que es viajar a las ciudades, conocer a tus lectores, las librerías, qué se come, hablar con un taxista y cuando haces toda esa red durante años es cuando la editorial empieza a tener presencia. La nuestra es más fuerte en Argentina y en México porque imprimimos ahí también pero tenemos distribución en todos los países latinoamericanos, salvo ahora en Venezuela.

Van a cumplir 20 años de labor editorial ¿Cómo se ven ahora?, ¿qué han encontrado en este recorrido?

Diría que cuando empezamos, para bien nuestro, no nos imaginábamos todo lo que había que hacer. Hay algo de ingenuidad en los inicios que es maravilloso. Los inicios están muy impregnados de ir descubriendo, de tener más aciertos que errores, de seguir apasionándote por la lectura y de esa militancia, eso sigue estando, porque si no  una editorial, tal y como está entendida Páginas de espuma, no existiría. Ha habido varias sorpresas, yo nunca me hubiera imaginado que seríamos los editores de algunos escritores que han decidido publicar sus novelas en grandes editoriales pero los cuentos con nosotros, tener autores como Andrés Neuman, Jorge Volpi, Samanta Schweblin en el catálogo es una absoluta maravilla.

También entender que han cambiado los hábitos de ocio y de consumo de los lectores, y ahora redes sociales o una página web potente son otras formas de comunicar a la gente. Eso por un lado hace más personal y sencillo tener más lectores y por otro lado, esos lectores están todo el día jugando candy crush o viendo twitter y no leen. Ese es uno de los elementos con los que hemos tenido que jugar y aprender. Y bueno, todos los días aprendemos algo.

¿Qué novedades presentará la editorial?, ¿qué pueden esperar los lectores?

De aquí a diciembre vamos a tener un año, en contemporáneo, muy mexicano. Vamos a publicar Manos de lumbre, el último libro de cuentos de Alberto Chimal, una referencia dentro del cuento y de la literatura fantástica, un libro sobre la manipulación, lleno de conflictos y contradicciones, sin olvidar  el contexto fantástico en el que se mueve Alberto. También publicaremos el libro que dejó inédito Ignacio Padilla, con el que termina su Micropedia, piedra angular de su narrativa breve, cuatro libros de cuentos que están unidos entre sí, ya se habían publicado tres y ahora sale el último, cuya edición está al cuidado de su amigo, Jorge Volpi. Es un libro que supone mucho sentimiento para la editorial, Nacho era un muy buen amigo y un gran militante del cuento.

En cuanto a clásicos, hace diez años, editamos los Cuentos Completos de Poe, prologados por Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa, con traducciones de Cortázar. Ahora vamos a publicar los Ensayos Completos del autor, van a ser tres tomos, el primero sale en octubre. También publicaremos el segundo tomo de los Cuentos Completos de Henry James.

Conoce más sobre Páginas de espuma aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s