Encuentro con editoriales: Grupo Ático

ClaudiaConversamos con Claudia Casanova, editora y fundadora de Principal de los Libros, Ático de los Libros, Editorial Oz y Kitsune Books, sellos reunidos bajo el Grupo Ático que lleva ya un buen recorrido dentro del mundo editorial español e independiente.

¿Cuál es el origen de la editorial y cómo llega a convertirse en grupo?

El origen de Ático de los Libros fue provocado por lo que queríamos editar en un momento con Juan Eloi Roca, socio y co-fundador de la editorial, títulos que propusimos a las editoriales en las que estábamos trabajando y no pudimos. Uno de los casos fue Leviatán o la ballena de Philip Hoare, uno de nuestros grandes éxitos. Se trata de la historia cultural del siglo XIX y de la concepción del mundo que se tenía en esa época, está contado a través de la historia de las ballenas de la industria pesquera, de la relación entre el hombre y la naturaleza, Hoare además traza una historia preciosa que incluye un análisis de Moby Dick y de la vida de Melville al mismo tiempo. Está claro que el libro no era sencillo pero cuando lo leímos nos quedamos deslumbrados así que lo propusimos a contratación en los grandes grupos en los que trabajábamos y nos dijeron que era un libro muy complicado y que no tenía visos de comercialización. Otro título fue Homicidio, un libro de no ficción verídico en el que se refleja el mundo de la droga de Baltimore, de David Simon, productor de The Wire, serie que en ese momento pocos conocían. Se trataba de un libro de 800 páginas y  la respuesta fue la misma.  Entonces vimos que no podíamos editar lo que nos gustaba y que estábamos encerrados en un margen de maniobra en el que editas cosas que funcionan para la editorial y otras que te gustan mucho pero que esto último ya no pasaba, además se dio la crisis en España y en ese momento un pequeño editor prácticamente podía emular una tirada media de un gran grupo porque se estaban recortando tanto las tiradas y todo, entonces no había mucha diferencia si lanzabas un libro como una editorial independiente o si lo hacía una grande. Y como creíamos mucho en esos libros y confiábamos en que había un grupo lector interesado en ellos fundamos Ático de los Libros. grupoaticohorizontal2_logo

La editorial se ha caracterizado por ser muy ecléctica, con libros muy diversos y eso nos motivó a abrir distintos sellos porque nos definimos como editores omnívoros, nos gusta un poco de todo y creemos que los lectores también lo son. Ese fue el principio de definir que en Ático de los Libros publicaríamos ensayo, literatura, no ficción principalmente de autores extranjeros y en Principal de los Libros íbamos a plantear cosas más de la cultura popular y actual como Homicidio y las otras obras de este autor. En ese momento no pensábamos convertirnos en un grupo pero el ir encontrando títulos que nos van motivando a abrir nuevos sellos es lo que hace que funcionemos como tal.

Ático de los Libros se presenta como una editorial que recoge «literatura universal y  clásicos contemporáneos a través de una selección minuciosa» ¿Cómo seleccionan los manuscritos?, ¿bajo qué parámetros deciden qué autores publicar?

Cuando nos llega a la mesa, ya sea un manuscrito o una propuesta de una editorial extranjera o de una agencia, lo más importante es que el texto contenga esa capacidad de deslumbrar, de emocionar, de conmover. La historia se puede contar mil y una veces pero en la manera de abordarla radica la originalidad del autor. Eso es lo que más nos interesa detectar. Un ejemplo puede ser H de halcón que publicamos, en Ático, hace un par de años, es increíble cómo la autora aborda el duelo y la perdida desde la doma de un halcón, eso es algo que ya llama la atención, es decir, la originalidad de conjugar el duelo por la pérdida del padre con cómo salir de ello a través de un animal salvaje, un tratamiento novedoso de un tema que para todos puede ser común o que tal vez no nos interese. Eso es lo que queremos leer y ofrecer a nuestros lectores, autores que trastoquen nuestro mundo o bien nos den otro punto de vista sobre lo que creemos ya saber. Es un trabajo que lleva mucha exigencia también porque tenemos acumulada una historia detrás y tenemos que ser fieles a lo que hemos hecho y a nuestros lectores.

Hablamos de publicar los títulos que el editor quisiera leer ¿siempre es así o también hay títulos que se escogen o sellos que se crean por motivos más comerciales?

El motivo de que seamos un grupo es justamente este, al tener distintos sellos podemos, por ejemplo a Ático le reservamos siempre esa voluntad de ofrecer al lector lo que nosotros queremos leer y luego otros sellos que, efectivamente, tienen una vocación más comercial. Ahora por ejemplo en Principal de los Libros acabamos de publicar La historia en cómic de la cerveza, algo divertido y atractivo que a mí como lectora tal vez no me apasionaría, pero sé que hay un público interesado y al ser un buen producto, como este, nos da gusto poder abarcar varios gustos o intereses. Lo mismo pasa con los demás sellos, cada uno dentro de su estilo mantiene una calidad.  Todo surge de esa voluntad de leer un poco de todo. En un momento nos relacionamos más con la novela negra y abrimos una colección de novela negra en Principal con Solo las bestias de Colin Niel, libro que tiene una visión literaria muy potente, una novela coral en la que se narra un asesinato. En otro momento tuvimos aquí la fortuna de que a Santi Balmes, el cantante de Love of Lesbian, le apeteció escribir un cuento infantil y publicamos Yo mataré monstruos por ti y ahora publicaremos otro libro suyo, El país de los calcetines perdidos, ambos pertenecen a Principal Infantil. En definitiva, publicamos libros que creemos que valen la pena y así se van creando también las colecciones, más o menos comerciales. No tener una colección para un título me parece una aberración pues es ahí cuando la etiqueta te está impidiendo descubrir un libro.

En relación con lo que mencionas, Oz Editorial y Kitsune Books, son los sellos más comerciales del grupo ¿Nos puedes contar un poco más sobre ellos? 

Hay cientos de miles de públicos y tiene que haber libros para todos esos públicos. Por ejemplo Oz Editorial que es el sello de narrativa juvenil y comercial ha funcionado muy bien, de hecho es uno de los sellos que más satisfacciones nos está dando a nivel de impacto en América Latina. Kitsune Books  también nos ha dado muchas alegrías en el mundo de la no ficción y del ensayo que, entendido ampliamente, tiene muchas posibilidades. Uno de los títulos que ha funcionado maravillosamente es Armas para volar, el cancionero dela banda española Dorian, se trata de una edición ilustrada. Y en el otro lado de la balanza el Manual de maquillaje de Bobbi Brown, que no ha dejado de venderse. Hay que sopesar y ser muy realistas de en qué momento nos encontramos. Al igual que un sello grande nos planteamos publicar unos libros para poder sacar otros, siempre cuidando la calidad.

Como editora de un sello independiente ¿cómo llevas al proceso de edición?, ¿lees todos los manuscritos?, ¿cuánto te acercas a los libros?

Con mucho estrés, pero hay algo que es como una bendición, cuando estás frente a un buen libro  este te atrapa y te retiene. En cambio un libro que por lo que sea no está en el eje de tus intereses o no encaja en tu línea editorial,  rápidamente se expulsa. La selección y la decisión son muy rápidas. Si un libro me tiene entre sus manos está claro que es un libro para nosotros y desde ahí iniciamos el proceso de producción en el que vuelves a leer la obra, la corriges, la revisas y lees una vez más y lloras porque cuando abres el libro ya publicado ves que te has dejado una errata y es así, una locura pero una locura que nos llena y nos motiva a seguir haciéndolo.

Llevan un buen sistema de distribución en América Latina ¿Cuál es su experiencia en este continente?

Un editor en España sin pensar en América Latina no puede existir, un editor tiene que pensar en idioma, los derechos se comercializan por idiomas, es el idioma lo que te define como editor, no el territorio. Siempre hemos tenido esa idea de editar y de crecer para poder atender debidamente a América Latina y de ahí que abrimos una sede en México, hace cuatro años. Está funcionando muy bien, pues participa también de ese éxito de lanzamiento de autores locales de cara a todo el mundo y  además distribuye a otras editoriales independientes, es una distribuidora con nuestra oficina editorial. Es difícil, sí, implica un esfuerzo, pero no tiene sentido editar para cuarenta o cincuenta millones de lectores que corresponde al nivel demográfico español si tienes cuatrocientos millones de lectores con los mismos intereses, esperando por los libros en América Latina. Hay libros que se publican en España y al cabo de seis meses están ya en el otro continente y también libros que se editan en España y  a su vez en México.

¿Qué ventajas tiene ser un grupo editorial?

Nosotros tenemos una línea de trabajo muy horizontal, en ese sentido, si la editora de un sello ve un libro que le parece interesante para otro, lo propone con total libertad, se analiza en grupo y se decide, con lo cual en el fondo, en lugar de tener un solo editor estás teniendo cuatro o cinco editores a la vez, esa es una ventaja indiscutible y luego pues esa sensación de que no hay nada que no puedas editar, todos los géneros tienen un espacio en nuestro grupo y eso es bastante satisfactorio. La desventaja es que es un poco enloquecedor tener el campo tan abierto pero pues fue para eso que fundamos la editorial.

Si bien el editor apuesta por todos los libros que publica ¿cuáles serían esos títulos indispensables que recomendarías a nuestros lectores?

Además de los que he ido citando, toda la colección de Ático Historia es excelente, tenemos un autor, Tom Holland especialista en antigüedad romana que es una maravilla, uno de sus libros es Dinastía, y a su hermano James Holland que acabamos de publicar con El auge de Alemania: La Segunda Guerra Mundial en Occidente, una nueva forma de ver la historia.   La princesa prometida es un clásico que no va a decepcionar a nadie y es un orgullo contar con William Goldman como uno de nuestros autores, que en este libro aparece como S. Morgenstern que es a la vez un seudónimo y una herramienta narrativa para añadir un segundo nivel de lectura de esta novela. Pienso en autores españoles como Javier Traité con su Historia torcida de la literatura por ejemplo,  o Marina Sanmartín con El jardín de los sospechosos. Yo no tengo hijos, tengo editorial y me es imposible escoger entre todos ellos.

¿Qué sorpresas presentarán para este año?

Algunas de las que se han mencionado, pero para el segundo semestre tendremos, mencionaré solo algunos, una selección de libros de ensayo de literatura, la Brevísima historia de la verdad de Julian Baggini, una reflexión sobre qué creemos que es la verdad en estos tiempos, la verdad es tan cambiante y hay que reflexionar sobre lo que nos venden como verdad y sobre lo que no lo es. También un ensayo de Caspar Henderson, El libro de los seres casi imaginarios, un maravilloso homenaje a Borges, al crear un bestiario de nuestro siglo, escudriñando entre seres y fenómenos que nos pasan inadvertidos en este mundo de prisas, es una novedosa forma de relacionarse con la naturaleza también. tendremos la nueva novela de Kiran Millwood Hargrave, autora que ganó el Waterstones Children’s Book Prize. Se trata una historia juvenil, La isla del fin del mundo, que habla sobre una colonia de leprosos que supuestamente no pueden ser curados y de cómo una joven se plantea si lo que le está diciendo el gobierno es cierto o no y en esa lucha ver que a veces cuestionar a la autoridad es lo que nos lleva a recuperarnos a nosotros y nuestra libertad.

¡Gracias Claudia por tus respuestas!

Conoce aquí otros títulos de la editorial.

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: